miércoles, 16 de enero de 2013

Pizza de jamón, quesos y calabacín

Pizza (con masa al huevo)


El nombre que le pongo a las pizzas varía según los ingredientes que tengo en la nevera o en la despensa. Que hay tres o cuatro restos de diferentes tipos de queso, pues los aprovecho y se los pongo, que tengo una latita de piña, pues se la pongo, unas setas,  unas gambas, también pueden formar parte de los ingredientes de una pizza, el caso es no tirar nada.
En este caso he utilizado varios tipos de queso, un taco de jamón cocido y un calabacín pequeño, que quedó abandonado en el cajón de la nevera.





Ingredientes (2 pizzas)

500 gr de Harina
20 cl de agua o leche (más o menos)
2 cl de Aceite de oliva irgen
20 gr de Levadura
10 gr de Sal


Relleno

300 gr de Jamón cocido
300 gr de Queso (Emmental, Mozzarela, Manchego tierno, Brie)
1 Calabacín
Cantidad suficiente de tomate frito
C/s de Oregano
1 bolsa de queso rallado

Aceite de oliva para aliñar al final



En un bol o en la mesa de trabajo, hacemos un volcán con la harina y agregamos la sal, la levadura previamente diluida con la leche templada y amasamos todo los ingredientes menos el aceite de oliva




Cuando esté bien amasado, añadimos el aceite de oliva para refinar la masa, hacemos una masa y la dejamos reposar.
Cortamos la masa en dos, volvemos hacer dos bolas y dejamos reposar.
Estiramos la masa y formamos la pizza.




Rellenamos la base con el tomate, el jamón cortado a tiras o a dados, los varios tipos de quesos cortado en finos trozos, el calabacín cortado en rodajas finas, esparcimos el queso rallado y espolvoreamos el orégano



Al hornear hemos de tener en cuenta de tener el horno un poco alegre de calor  y reforzado en la parte baja del horno, esto es necesario porque la mayor perdida de calor se produce en la parte baja del horno. La temperatura ideal es de 250º.
El tiempo, según el gusto del comensal, a mí me gusta que no esté muy dorada y tostada por encima y que el calabacín queda al dente mejor.

Nota:
Si después de formar las bolas dejamos reposar un poco la masa, obtendremos una pizza con un ligero grosor.
si por el contrario, formamos la pizza después de formar la bola y la dejamos fermentar obtendremos una pizza tipo coca.

Salud!!

2 comentarios:

  1. parece riquísima trataré de hacerla Patry's

    ResponderEliminar
  2. Que rica se ve, quien la pillara para cenar.
    Besos. LOla

    ResponderEliminar